martes, 11 de noviembre de 2008

Segura de mi separación

Mis emociones son distintas dependiendo de lo que me viene a la cabeza, si pienso en mis hijos, me emociono como madre y creo que lo estoy haciendo bien o al menos así lo intento, si pienso en mi pareja, soy feliz a su lado y se muy bien lo que digo, si pienso en el trabajo, voy tirando como hace ya cerca de 20 años (según mi vida laboral y esperemos que mas y que por favor no falte), si pienso en mi familia, pienso en la próxima comida de "germanó" que tenemos el domingo día 23 en casa de mi hermano mayor...
Si pienso en mi madre y en mi hermano pequeño me pongo muy triste, y me coje una angustia que no me deja respirar, por lo que prefiero hacerme la fuerte y pensar en otras cosas, distraerme mirando blogs, escribiendo tonterías, dando consejos en cuanto no se ni lo que digo... donde voy yo dando consejos me pregunto a mi misma???

Mi ex llama cada noche cerca de las ocho de la tarde para hablar con sus hijos, me parece bien, pero los niños ya están cansados de todo el día del colegio, se han relajado después de una ducha y están a medio cenar o a veces ya han acabado, la emoción de mis hijos cuando tienen que hablar con su padre es pura obligación y no hay devoción, pero tienen que hacerlo, cada día hablan menos rato, antes eran cinco y ahora ya son dos como mucho tres minutos... y la conversación es cansina para los niños, pero el padre no lo entiende, como tantas otras cosas que no entiende ni nunca ha llegado a entender, yo no me meto y respeto siempre con mi silencio la conversación de mis hijos con su padre.

Mi pequeño habla por pura obligación, es una pena, pero es así, la semana pasada hubo un día que el niño le dice a su padre al final de la conversación telefónica: Papa que te parece, he hablado bien contigo??? Como queriendo decir: Papa me das tu aprobación??? David tiene cinco añitos, que se le puede pedir a un niño tan pequeño, como se le puede obligar...

Al principio de la separación recuerdo que mi ex, me pegaba una bulla increíble, como es que el niño no quiere hablar conmigo, que le dices de mi, que les cuentas a los niños, y yo le conteste que nunca he dicho nada malo y nunca diré nada malo a mis hijos de su padre, por que con eso lo único que haría es hacer daño a mis pequeños, cosa que nunca lo haría..., pues me chillaba y me decía cierra la tele de dibujos, y obliga al niño a que se este quieto por el teléfono para hablar conmigo...
Mi ex no aguantaba mas de un mes o como mucho dos meses en ningún trabajo, siempre era culpa de la empresa, hubo un día que en su ultima empresa su jefe le dijo a él, y este me lo contó a la noche: Oye, Ricardo??? tu sabes por que tenemos dos orejas y una boca??? pues porque tenemos que escuchar mas y hablar menos... siempre él tenia la ultima palabra... siempre él sabia mas que los demás...

Me canse, me canse, me canse de él, de no recibir nada de nada, de solo oír quejas e impertinencias sobre mi persona, yo tengo tendencia en alabar para hacer subir la auto estima a la persona que tengo a mi lado, pues tanto le subí el ego, que me ahogo.... si me asfixio en todos los aspectos como pareja, como madre, me sentía un cero a la izquierda en mi casa....

Por no discutir delante de mis hijos me había vuelto sumisa por completo, que horror, aun ahora después de mas de un año de separación le tengo como miedo, cuando dejare de tener esa sensación??

Catorce años de pareja, y mi psicóloga me pregunta ahora como es que aguante tanto tiempo, como es que no pensé en separarme antes de tener a los hijos... No lo se, creía que me merecía eso, creía que era lo que me tocaba vivir, y que el amor, el verdadero amor, el que ahora tengo en mi propia carne era solo para las películas románticas, y no para la vida real.

Vivía el día a día, sin mas... sin esperar nada mas, tenia cosas claras como que quería ser madre... trabajar... hasta que llego un día y me dije a mi misma ALTO Y CLARO: No quiero hacerme mayor al lado de este hombre, no me hace feliz, quiero y tengo derecho a ser feliz... si hubo amor (cosa que ahora dudo) si lo hubo, desapareció, se lo llevo el viento, se me cayó la "beta" o el pañuelo de los ojos... y tome una decisión muy pensada y segura de lo que hacía: mi separación fue una liberación para mi persona, ahora tengo paz en mi interior, tengo paz en mi casa... tengo tranquilidad con mis hijos.

6 comentarios:

Azu dijo...

Eres una mujer muy valiente Vicky. Es triste que a veces necesitemos tanto tiempo para darnos cuenta de las cosas, pero siempre vale tarde que nunca -y en este caso no es tarde, porque tienes toda una vida por delante-. Como siempre, dentro de todo, hay algo positivo, piensa en esos dos hijos tan preciosos y que tanto te llenan, que son fruto de esa relación, y que ha merecido la pena, el haberlo conocido, solo por eso.
Y piensa también que tienes mucha gente que te queremos tal como eres, una MUJER FUERTE y CARIÑOSA.
Un abrazo

Vicky dijo...

Si, Azu cuanta razón tienes, lo positivo son mis hijos, son lo mejor de mi vida, y siempre me he sentido muy orgullosa de que mi ex fuera el padre, siempre me dicen que altos que estan los niños, y yo solo puedo decir con mucho orgullo: Claro, es que su padre es alto!!!
Estoy orgullosa del apellido de mis hijos y que ellos se parezcan a su padre, aunque la inteligencia sea de la madre, je, je, je...

El Cavaller dijo...

Vicky: t'has alliberat com a dona, has crescut molt com a persona....has estat molt valenta. Enhorabona.

Vicky dijo...

Gràcies Cavaller meu, tu vas ser el que em va fer veure la llum de la meva fosco, em vas enlluerna amb la dolçó dels teus ulls, la veu forta de "locutor de ràdio". Les teves paraules van arribar a la persona que feia anys que duia amagada dins meu que només tu vas saber fer-la tornar a neixer.
Gràcies home de cor sensible, sempre estaré al teu costat encara que no poguem estar junts. Saps que t'estimo molt.

Reina dijo...

Ufff! No sabes cómo me ha "llegado" tu entrada; no puedes imaginarlo; no estoy separada, pero debería estarlo, sin embargo no me atrevo. estoy sin estar, pensando en otras cosas y dejando pasar el tiempo a ver si... ¿A ver si qué? Ni idea.

Besos

la chica maravilla dijo...

M'alegro molt que ara estiguis mooooolt millor! De vegades, s'aguanten situacions perquè es creu, ERRÒNIAMENT, que ens mereixem coses dolentes per decisions poc encertades o errors. I dic erròniament perquè encara que fos així, és a dir, merèixer una cosa dolenta, cal dir, alt i clar, NO, costi el temps que costi.
Ei, m'ha fet il·lu que m'hagis inclòs en el teu blog! Gràcies, reina!
Petonet,
Caro
P.D. Ah, per cert, m'estalvio el no fer el dinar/sopar d'empresa... Una altra cosa bona de l'atur!!! Iupi!!!! :)