lunes, 23 de noviembre de 2009

INSEGURIDADES


Estoy harta de pensar y tomar una decisión y que luego me este comiendo la cabeza de si hago bien o no.

Estoy cansada de mis inseguridades, hoy es lunes, y no muy bueno, he estado toda la mañana sacando trabajo, eso hace que no este pensando y pensando.

He ido a comer sola al vegetariano, me he sentado con dos chicas de mi edad, me he mantenido en silencio, no me apetecía entrar en su conversación, después de comer podía haber esperado a mi amiga para tomar un cortado, pero estoy autista y no me apetece, y como ella me conoce bien, sabe que cuando estoy así, es mejor no decirme nada, me mantengo aislada.

Este finde tuve una pequeña decepción, si, y ahora empiezo a ser consciente de cosas que antes no veía, y eso hace que no este segura... y es que lo divertido es que he estado tranquila, me lo tome con filosofia y no hice un drama, por que tampoco había para tanto, pero ahora, ya aqui en el curro, me ha pegado un bajon que no estoy segura de nada.
Y tampoco quiero dejarme influenciar por como estoy hoy por que igual al estar mal hace que lo vea todo gris oscuro, y no sea para tanto, pero y si es mi conciencia que me hace estar mas serena y veo lo que no quise ver. Uuuufffff I am sorry... siento este rollo.

Quisiera saber por que digo una cosa de las que pienso y de las que me veo mas que segura y después me vienen las dudas.

Siempre he creído que esto era por ser joven, pero es que ya estoy mas cerca de los 40, y me sigue pasando lo mismo.

Soy de las que pienso que creo en las personas hasta que me demuestran lo contrario, cuando hay alguien en que confías y le cojes con una mentira, y es que lo bueno, que hasta el ultimo momento te hace creer que son fantasmas, y cuando le destapas la sabana con que te encuentras con un fantasma de carne y huesos, se coje antes a un metiroso que a un cojo.

Lo hablas, lo piensas, y se llega a un acuerdo, pero en mi fondo, en el fondo de mi alma esta dolida, no soporto las mentiras son superior a mis fuerzas.

Yo a mi edad tengo que estar desconfiando?? creo que no tengo necesidad de complicarme, me compensa?? pues no lo se, tengo mis dudas...

Dudas, dudas y dudas...

18 comentarios:

Elena dijo...

A mí me pasa lo mismo: le doy mil vueltas a las cosas y me cuesta horrores tomar una decisión. No creo que esto tenga que ver con la edad, así que no te preocupes y sigue dudando. Quizá no valga la pena tanta preocupación, pero si así te quedas más tranquila, pues adelante.

Un beso y ánimo.

Ana dijo...

Vaya, ya somos unas cuantas de bajón...va a ser este tiempo.

Cuanto a lo que dices, hace muy poco me pasó algo parecido. Una persona que tenía toda mi confianza, me decepcionó. La pillé mintiendo y diciendolo que no era. Corté del todo, no puedo,ni quiero tener personas así a mi lado.

ánimos y besitos

Merce dijo...

Hya veces que es mejor dejarse guiar por el corazón, otras por la cabeza... lo malo es saber cuando de una u otra...

Si es alguien que merece la pena, no dudes en dar una segunda oportunidad... aunque para ello tengas que ceder un poquito...

Besos.

alma máter dijo...

En algún momento todos nos sentimos así... y no es cuestión de la edad. Siempre nos asaltarán ciertas dudas.

Un beso fuerte!

Novicia Dalila dijo...

Vicky, palos te van a estar dando hasta que te mueras, así que no es cuestión de la edad.
YO tb soy confiada y doy hasta dos oportunidades a todo el mundo. A la tercera, se acabó. Soy así de radical porque no estoy dispuesta a que me quemen ni un poquito más. Quien me miente de manera reincidente, no me merece. Y punto. Yo lo valgo. TU TAMBIÉN.
Ten esto muy muy claro.

Igual si hubieras compartido mesa con el cubano del otro día te habrías animado massssssssss :P:P

Un beso y ¡¡¡arriba¡¡¡

- assumpta - dijo...

Creo que a todos nos pasa Vicky, confiamos en la gente, creemos en ella y después en algunos casos nos llevamos un gran decepción.
Esto duele mucho y a veces cuesta de superar. No creo que sea cuestión de edad, por esto no te preocupes. Al contrario, quizás con los años aprendamos a ver la vida con otro color más realista ya que,amentablemente, de dececpciones siempre nos llevaremos alguna a casa.

Animos y besooos!
;)

Pardi dijo...

a mí no me cuesta tomar decisiones pero es verdad que luego pienso si era lo mejor , si he acertado. Pero lo pienso en el momento, luego no... no me gusta mirar atras, ni arrepentirme de nada. Siempre hay que tirar pa´ adelante

Minerva dijo...

En parte es normal tener dudas no??
Lo que ya no es normal es estar decepcionada, y menos por mentiras. No soporto la mentira, igual que tú. Y creo como Elena, no es cuestión de edad....
Las dudas forman parte de nosotros. No le des más vueltas.
Un besote

Edel dijo...

Ay, nena, ¿hombres? Son un quebradero de cabeza pero qué haríamos sin ellos... Mucho ánimo

carmen dijo...

Pasaba por aquí... No te dejes abatir por un sentimiento de un día pero tampoco "aguantes", ... qué te voy a contar yo que tú no sepas, si encierras dentro ya muchísima sabiduría y experiencia. Días grises tenemos todos (y más aún si se llaman "lunes") pero... el gris no es tu color.
Besazos
Carmen

Leticia dijo...

Yo también a veces dudo de todos y de todo pero no me dejo llevar por esas dudas. Hay que pensar que si alguien nos decepciona siempre tiene derecho a una nueva oportunidad.
Y lo de la edad quítatelo de la cabeza.

una sonrisa dijo...

todos tenemos dudas vicky,la edad lo que consigue es que aún tengamos más, por lo menos en mi caso, cuando era joven era mucho más decidida.
un besito.

Azu dijo...

La inseguridad forma parte de nuestra convivencia. Creo que quien nunca duda, es que se equivoca siempre. La duda nos hace estar alerta y se nos enciende una luz. Si esta luz sigue encendida, tenemos que analizar que pasa. Si se apaga y se enciende, es que depende del dia que tengamos lo vemos de un color u otro.
Igual te he liado en lugar de ayudarte, pero que sepas que incluso la persona que a ti te pueda parecer mas segura, tambien tiene inseguridades. O no?

petonets i saps que em tens al teu costat ara i sempre.

Bluess dijo...

Te tienes bien ganado el premio a la honestidad...me encanta esta reflexión , y ya ves por los comentarios que a todos nos pasa...pero si hay algo que no te gusta, que te inquieta , tiene su razón de ser. Debes actuar de acuerdo a tu corazón, haz lo que sientas que debas hacer. A estas alturas de la vida, uno tiene todo el derecho de vivir su vida en PAZ.
Un beso y escucha a tu corazón.

la chica maravilla dijo...

Hola carinyet!
Doncs ja som dues: jo no puc amb les mentires tampoc!
Jo estic en una fase que tot "me la pela", vull dir, només importa estar bé i descansada i és evidentment que no ho estic aconseguint gaire...
Espero que s'acabi aviat aquesta tardor de mer**.
nineta, molts ànims i cuida't.
Sovint (ja no tant com abans perquè no tinc temps ni per depil·lar-me, nena) et llegeixo. Que ningú ni res t'enfonsi! Muakis!

Vicky dijo...

Lunes tuve un día malo, muy malo, me comí la cabeza demasiado y no había para tanto.

Martes me levante con otra visión y lo ví todo mejor.

Miércoles ya estoy bien.

He leido vuestros comentarios, y me han ayudado a darme cuenta que nunca tendremos nada seguro y siempre por mas mayores que seamos siempre tendremos dudas.

Por motivos de trabajo no he podido escribir antes.

Ahora me voy a comer, y aprovecho para daros las gracias a todas vosotras por vuestros comentarios de ánimo.

MOLTES GRÀCIES.

Muchos besos para todas!!!

Lucía dijo...

Me caes genial, quizás sea porque yo he pasado algo muy parecido a lo que te está ocurriendo a ti, y te entiendo y te comprendo.
Ya tengo unos pocos más años que tú, pero es igual, vuelvo a tropezar, y tampoco soporto LA MENTIRA.
Yo tengo otro blog que es en el que escribo más post, lo verás en mi perfil.
Te envío un montón de besos y mucha fuerza. TU VALES MUCHO, lee lo último que he puesto en mi blog, pero en el otro.
De verdad, me recuerdas muchísimo a mi.

Bicos. Lucía desde A Coruña.

liruvi dijo...

Yo también tengo bajones, pero lo bueno es reponerse de ellos,creo que hay esta la chispa de la vida y hay que creer en las personas porque sino seria muy triste la vida.