martes, 20 de enero de 2009

Natación = Relajación

Cuando era pequeña los sábados por la mañana hice un curso de natación, recuerdo que mi hermana, me llevaba con sus amigas para ver al profe desde las gradas de la piscina, no para acompañarme a mi, sino para ver al profe que estaba mas bueno que el chico Coca-Cola, os podéis imaginar, para que vinieran también sus amigas...
Pues con ese curso y ese diploma yo ya era la Sirena del Mar, y así me lo creí desde hace unos años, cuando volví a hacer piscina, me apunte a un gimnasio y el profe me pregunto sabes nadar??? y yo pues claro, cuando vio que mi respiración era nula y nadaba como un perrito en el mar, me dijo, noooooooo!!! no sabes nadar!!! me toco mi eeeegggggooooo!!! si yo tenía un diploma de olas azules colgado en mi habitación que acreditaba que sabia nadar muy bien, pues nooooooo!!! yo nadaba como una rana en un charco de agua...

Me enviaron a la piscina pequeña, allí me encontré con una profesora, para mi la mejor, se llama Rosa, me enseño desde cero, me dijo que para nada sabia nadar, que tenia que olvidar esos vicios tan feos que había aprendido para aguantarme en el agua, y ella me iba a enseñar todos los estilos.
Yo estaba bastante alucinada, pero cuando me propongo algo, y si me tengo que poner, pues me pongo el 100% e intento hacerlo lo mejor que puedo, si, si, soy bastante perfeccionista, me exijo mucho a mi misma, y en ese momento era libre, no tenia a los peques, por lo que podía dedicarme mucho mas tiempo.
Mi equipo de natación es: gorro de silicona, gafas, evidentemente el bañador y sin faltar los tapones de farmacia, sin tapones no me meto en la piscina, y sobre todo la piscina tiene que tener una raya pintada en el suelo de la piscina, para poderla seguir dentro del agua, ya que a veces me he metido sin guía y me es imposible nadar, me tuerzo y voy con miedo...
Bien, pues cuando te pones esos tapones, no oyes casi nada, y mas si vas con la cabeza debajo del agua, pues recuerdo a mi profe Rosa, llamarme, mejor dicho gritándome y pegándome bulla porque no estaba haciendo correctamente lo que ella me había explicado, que paciencia tuvo esta mujer conmigo, una pasada, y yo como buena alumna le hacia caso en todo.
Aprendí mucho, bueno la mariposa, no pude con este estilo, cuando se metió dentro del agua para enseñarme como eran las piernas de mariposa, allí le dije esto si que no, ya tengo prou (suficiente) con lo que se: crol, braza, espalda y mas ejercicios de relación que van de maravilla.
Lo que mas me gusta es bucear, meterme debajo del agua y salir al otro lado de la piscina, la gente debe pensar que hace esta chiflada buceando pero como nadie me conoce con gorro y gafas pues que me da igual.
Llevaba desde que me nació mi niña, pues 8 años, que no hacia casi piscina, pero eso es como ir en bici, cuando se aprende no se olvida, y ahora hace un mes han abierto un gimnasio con piscina, y no dude en apuntarme en seguida.

Pues ahora estoy mas relajada que una marmota, la espalda la tengo completamente relajada, que maravilla... voy al mediodía, no tengo mas tiempo pero la recompensa es merecida.

16 comentarios:

alma máter dijo...

¡Qué guay!! haces fenomenal. Yo no tengo tiempo de ná, pero eso si, en verano cuando me meto en una piscina, no salgo. ¡¡Me encanta nadar!!!.
Besos guapa!!

Eria.. dijo...

Entiendo que te guste bucear, a mi me encanta meter la cabeza debajo del agua, porque cambian los sonidos... pero de saber nadar nada, justo justo para no ahogarme. Besitos varios.

Merce dijo...

Eso debería hacer yo, y mi espalda me lo agradecería, pero me da un pereza horrorosa...

bluesswing dijo...

Mmmm Vicky, me encanta nadar, los domingos por la mañana siempre que puedo voy, además la ODIOSA CELULITIS se afina un montón...y yo tengo un poquito...mmmm con los tapones en los oídos te aislas del mundo exterior y penetras en el tuyo, hay personas que encuentran aburrido nadar pero a mi me fascina. Un petonet

una sonrisa dijo...

Te diré que yo tambien fuí de peque a clases de natación, mis recuerdos no eran precisamente el profe,,, si no mi hora llorando en un rincón porque me daba miedo el agua y querian meterme la cabeza dentro!!!
El lado positivo de mis clases..... que no aprendí a nadar pero si aprendí a flotarrrrrrrrr jajajajaj, sirve???

tu dijo...

a mi me encantaba también nadar, pero al final me podía la pereza, sobretodo en invierno... con el frío yo no soy nadie! Ahora no tengo piscina cerca así que no voy... creo que eso quedó en el recuerdo de las comodidades de la ciudad...

Vicky dijo...

Alma, yo tampoco tengo tiempo, voy al mediodía de 2 a 3 h. y como un tupper en la mesa de la oficina en 10 minutos. Volando o nadando voy...

Eria, si que guaiii meter la cabeza debajo del agua, aprender nunca es tarde, solo te lo tienes que proponer, yo me puse con 26 tacos.

Merce, da pereza pero va genial, y es tu momento, casi no tenemos tiempo para nosotras y la espalda lo agradece un montón.

Bluesswing, si a mi también me fascina, siempre que lo hablo con la gente me dicen lo mismo que si es muy aburrida. La celulitis ya te lo diré creo que tengo kilos y kilos de naranjas en las piernas.

Sonrisa, a flotar, ja, ja, ja... bueno si eso te hace sonreir adelante, sigue flotando en tu orillita.

Tu, mi piscina me la han puesto al lado del curro, solo tengo que cruzar una pequeña calle, no hay excusa de pereza para mi, cuando me dijeron el verano pasado que la iban a poner para año nuevo, se me hacia interminable ver las obras, quería apuntarme la primera... no he sido la primera pero casi.

Besos para todas

Démo Forever dijo...

Qué envidia!
Yo, a pesar de haber crecido cerca del mar, tb nado a lo perrito, con poquísimo glamour!

C.B. dijo...

yp aprendi a nadar desde muy muy pequeña (antes del año ya estaba en clases de natacion) y nunca la he dejado y la verdad es que esa sensacion cuando terminas una sesion de natacion, mas o menos corta, te duchas y estás como... vacía, sin problemas... no sé... como tienes tanto tiempo para pensar, yo por lo menos cada vez que salgo de la piscina soy otra persona.

Besitos

Vicky dijo...

Hola Demo,

Que ilusión que te pases por mi blog!!! Besitos para Alma y también para ti.

Vicky dijo...

Hola C.B.
Gracias, para mi eres nueva, he visitado tu blog, y eres jovencita (19 añitos)... como mis sobrinas.
Un abrazo,

Azu dijo...

Hola hermanita, no recordaba lo del profe.. y yo que pensaba que hacía de buena hermana mayor llevándote a piscina!! jope!!!
Encuentro que los tapones tienen un fallo, y es que no tienen música, te imaginas ir nadando y escuchando el IPOD en el agua. Eso ya sería la h....
A ver si yo también me apunto y me calma esta espalda, que creo que cada dia nos echamos mas cosas a la idem. un besito

miguel amor dijo...

hola me encanta el deporte y aparte es saludabre

Vicky dijo...

Eres mi Miguel, mi Miguelillo, mi niño, mi amor... que feliz me has hecho con este comentario...

Ufff, com t'estimo!!!

Vicky dijo...

Hola Azu,

Es una buena idea eso de poner música debajo del agua, aunque no se si podria estar nadando y escuchando música, creo que no controlaria y sin querer me pondría a bailar dentro de la piscina.

Sabes, estoy pensando que prefiero el silencio, si una media hora de silencio, solo escuchando las burbujas de tu propia respiración...
Mañana vuelvo a la piscina, hoy no he ido por que he quedado con una muy buena amiga...

Jinete Pálido dijo...

Tu has sido la escogida!!!!!!
Hay una cosilla en mi tintero para tí...pásate cuando puedas!

Besotes!